riego de plantas desérticas

La importancia del riego de plantas desérticas



Tener en tu jardín plantas del desierto es una moda que se está usando cada vez más por diferentes razones. El riego de plantas desérticas es especial ya que se trata de plantas que reciben anualmente pocas precipitaciones y por lo tanto están acostumbradas a tener muy poca agua. Debemos tener ciertos recaudos a la hora de hacer el riego de plantas desérticas, ya que no las debemos regar de más pues se terminarían muriendo. Debemos tener también en cuenta el tipo de planta que tenemos, ya que algunas necesitan menos agua que otras. En el riego de plantas desérticas debemos considerar también la zona geográfica donde vivimos, ya que si hace mucho frio debemos protegerlas de este. Además tener en cuenta las precipitaciones estacionales es fundamental, ya que la mayoría de estas plantas se arreglan perfectamente solo con las lluvias. Por lo que si además de esto las regamos estaríamos perjudicándolas.

El tema del sustrato o suelo también es fundamental a la hora del riego de plantas desérticas. Ya que un suelo arcilloso retendrá mas humedad que uno arenoso, por lo que te recomendamos que uses uno lo más parecido a su tierra de origen. En otoño e invierno con temperaturas inferiores a los 10° centígrados no debes hacer el riego de plantas desérticas, ya que se pudrirían. En primavera te recomendamos que hagas un riego cada 8 a 12 días. En cambio en verano y con las temperaturas más altas debes hacer el riego de plantas desérticas entre 4 a 8 días, dependiendo de la absorción del suelo. Te aconsejamos que el día que las riegues hagas un buen riego prolongado en lugar de hacer varios y cortos. Ya que de esta manera estarías asegurándote que el agua llegara a las raíces de estas plantas. Entre riego y riego te aconsejamos que dejes secar bien la tierra para evitar hongos y que se pudran las raíces.