pulgones

Pulgones, una plaga común

Probablemente los pulgones o áfidos sean de las plagas más comunes y recurrentes en los jardines de todo el mundo. Ya sean plantas de interior o exterior los pulgones pueden atacarlas sin ningún tipo de distinción. Existen en la naturaleza diferentes especies de pulgones, los Myzus, Gossypii, Fabae, Spiraecola, etc. Algunas de estas especies solo atacan a un cultivo o planta en particular, mientras que otros pueden ser polífagos, o alimentarse de diferentes plantas. Básicamente los pulgones pertenecen a la familia de los insectos homópteros, que además se encuadran en el suborden de los Sternorrhyncha. Los pulgones son muy pequeños de pocos milímetros de largo, y su morfología puede ser muy variada. A pesar de su nombre no guardan ninguna familiaridad con las pulgas. Ni por modo de vida, ni por parentesco, ya que los pulgones a diferencia de las pulgas son parásitos de plantas angiospermas. Dependiendo de su especie poseen colores muy variados, negros, amarillos y verdes, lisos o con manchas. La forma del cuerpo tiene forma ovoide y pueden tener dentro de la misma especie alas o sin alas.

Como dijimos en un principio los pulgones son una plaga muy común y por demás molesta en nuestros jardines. Ellos se alimentan de la savia de las plantas por un pico articulado que clavan en la superficie de la hoja. Se alojan por lo general en el revés de las hojas, causando severos daños cuando se reproducen en demasía. Uno de los enemigos naturales de los pulgones son las mariquitas, por lo que es una buena manera de controlar esta plaga. A ellos usualmente les gustan los brotes nuevos, de ciruelos, rosales, tulipanes, manzanos, hortalizas, etc. Las hormigas y los pulgones forman una simbiosis muy particular, ya que los pulgones defecan un líquido dulce parecido a la miel del cual las hormigas se alimentan. Por lo que las hormigas protegen a los pulgones de cualquier depredador que quiera hacerles daño. Como consejo que podemos darte es que antes de deshacerte de los pulgones te deshagas de las hormigas. De esta manera los depredadores naturales del pulgón no tendrán inconvenientes en comérselos y ayudarte a erradicarlos de tu jardín.

Ir arriba