cultivo hidropónico de acelga

Los beneficios del cultivo hidropónico de acelga

Dicen los que más saben de siembra que las hortalizas son de las plantas más fáciles para plantar en huertos. Por lo que el cultivo hidropónico de acelga se hace aun más sencillo y simple para que lo hagas. Esta la podemos hacer tanto dentro de nuestro hogar como en un patio, jardín, cobertizo, balcón, terraza o un cuarto o espacio disponible. Lo primero que tenemos que hacer es plantar en los germinadores una semilla de acelga en cada uno. La temperatura que necesitan para germinar es entre 18° y 22° y una humedad de 60% a 90%, esta tarda aproximadamente entre 10 y 15 días. Una vez que han germinado las trasplantaremos a su lugar final, una maceta con un sustrato especial del tipo perlita.

Allí las condiciones de humedad serán las mismas y las de temperatura son aconsejables que estén entre 15° y 20°. Se recomienda hacer la siembra a partir de los 50 o 60 días de cultivada. Una de las ventajas del cultivo hidropónico de acelga es que lo podremos hacer durante todo el año, haciendo más de una cosecha anual. Esto se da porque en la hidroponía a diferencia de las cultivadas en tierra no necesitan competir por los nutrientes y minerales, y esto impacta directamente en la velocidad de crecimiento de la planta. Otra de los beneficios del cultivo hidropónico de acelga es que usaras mucha menos agua que en la siembra tradicional, por lo que se considera un cultivo natural y ecológico.

1 comentario en “Los beneficios del cultivo hidropónico de acelga”

  1. Rossana Bordones fuentes

    como puedo ser un pequeño guerto en mi casa y quiero saber si es verdad que la acelga y espinaca vuelven a crecer adi como esta con raiz y en agua

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba