cultivar menta

Cultivar menta



Si quieres cultivar menta en tu casa, ya sea en el jardín o en maceta, es importante que conozcas algunas de las pautas más importantes para un cultivo exitoso. Por ejemplo, debes tener en cuenta que la menta crece en lugares que se encuentran cercanos al agua, por esta razón es que requiere de muchos riegos y bastante agua; lo más recomendable es hacerlo cada dos días para así mantener el suelo húmedo. Respecto a los suelos para cultivar menta, los ideales son aquellos arcillosos, ricos en humus y que se encuentran bien drenados, ya que esto favorecerá el crecimiento de la planta. Además del humus, el estiércol es una excelente abono para las plantas de menta.

Si vas a cultivar menta en tu jardín, es preciso que las plantes en hileras, con una distancia de al menos 40cm entre ellas y a 30cm entre planta y planta. También debes tener en cuenta que la menta es una planta muy invasora por lo que es recomendable mantenerla controlada a través de las podas. Si quieres propagarlas, puedes a hacer a partir de estelones, especialmente durante la primavera, ya que éstos generarán una buena cantidad de brotes.