cuidar las plantas colgantes

Cuidar las plantas colgantes en tu hogar

Tener plantas y flores en nuestro hogar es algo muy decorativo, estético y nos ayuda a relajarnos mejor. Pero también es una responsabilidad ya que las tenemos que mantener, cuidar y regar para que estén sanas y hermosas. Para mantener y cuidar las plantas colgantes debemos estar atentos a sus necesidades de acuerdo a su especie, tales como el agua, la luz y la temperatura. Dentro de todas las especies y tipos de plantas nos encontramos con las enredaderas y plantas colgantes, estas son muy bellas y llenan de vida nuestros espacios, tanto interiores como interiores. Uno de los primeros consejos que te podemos dar para cuidar las plantas colgantes es con respecto a la luz. Básicamente debemos elegir una ubicación donde le de la luz la mayor parte del día, esto no quiere decir que tenga que darle el sol directamente. Si son de interior las debemos colocar en lo posible cerca de una ventana, ya que estas plantas necesitan de la luz solar, en cambio si las tenemos en el patio, terraza, balcón o jardín debemos procurarle un espacio con sombra. Otro de los tips para cuidar las plantas colgantes es el tema de la cantidad de riego que le debemos dar.

Debemos tener en cuenta que a las plantas colgantes de interior las debemos regar menos que a las de jardín, ya que por lo general las macetas no drenan tanto para evitar mojar el suelo. Por lo que lo más aconsejable en cuanto al riego de estas plantas es regarla unas dos veces al día y en muy poca cantidad, dependiendo de la estación y de la temperatura. Otro consejo para cuidar las plantas colgantes es colocar en lugar de tierra común un compost orgánico o fertilizante natural. Eliminar las hojas, la flores y las ramas secas es algo que tenemos que sacar en cuanto las veamos para permitir que la planta obtenga la mayor cantidad de luz solar. Podarlas una vez al mes en muchos casos se vuelve necesario, pero ten cuidado de no pasarte. Aproximadamente cada tres semanas hay que abonarlas, pero siempre recuerda hacerlo después del riego. Otro consejo para cuidar las plantas colgantes y que no muchos saben es que el calor de la calefacción y el humo de los cigarrillos las pueden dañar y mucho. Lo mejor es ubicarlas en sitios lejos de las estufas y donde no se fume. Si vemos que la planta solo crece de un lado de la maceta la debemos girar cada determinado tiempo para que crezca de forma pareja.

Ir arriba