CÓmo alimentar la planta de cannabis?

Una guía fácil para orientarte.

Conocé lo básico pero más importante para tener un cultivo sencillo y natural, para tener éxito en tu cultivo de cannabis, incluso con muy poca experiencia

Conoce lo básico pero más importante para tener un cultivo sencillo y natural, para tener éxito en tu cultivo de cannabis, incluso con muy poca experiencia. Seguramente ya te enfrentaste a enorme cantidad de productos y ofertas que hay para el cultivo de cannabis. Esto es porque la fertilidad del suelo donde se cultive la planta, ya sea indoor, outdoor, en macetas, al sol o en un balcón, impactará directamente en el crecimiento y rendimiento de la planta, que se mide en el peso de los cogollos que genera. Muchas veces el éxito para un cultivador está puesto en en este rendimiento. Otras veces en el sabor del producto final, o están probando diferentes cosas. Muchos cultivadores echan mano fácilmente a abonos y fertilizantes, pero no promueven la vida del suelo.

Un poco porque es lo que está más a mano, es lo que te venden, otro poco porque los cultivadores expertos, que ya llevan varios años cultivando comparten su experiencia, y se genera una complejidad que no es necesaria para un principiante, a veces pasa por alto los temas más básicos y puede echar a perder su cosecha. Dependiendo del grado de experiencia y objetivos que el cultivador tiene, tendremos diferentes maneras y productos para cuidar nuestra planta y asegurarnos el éxito.

Lo más sencillo es cultivar esta planta en suelo rico y sano y al aire libre, en cualquier parte del mundo, en los meses de verano, como sucede naturalmente, evitando así las heladas y excesivas bajas temperaturas, y su fotoperiodicidad que la hace florecer cuando comienzan a acortarse los días y extenderse las noches. Para ello lo que queremos es que la planta esté más que contenta con el sustrato que tiene. Y esto lo veremos inmediatamente en la forma en que la planta crece.

Muchas veces se hace foco en los fertilizantes y aditivos artificiales específicos para la planta, pero estos dependen en gran medida de que calidad de suelo tenemos. Si tenemos un suelo rico y sano para el cultivo de cannabis, en este se desarrollara una importante vida microbiológica, que hará que todo será mucho mas sencillo para la planta. Por otro lado si tenemos un suelo que no tiene vida, tendremos que cuidar a la planta como si estuviera en un laboratorio, haciendo que tenga disponibles todos los macro nutrientes y micro nutrientes en su formato tal que sea posible que sus raíces los absorban y la planta los pueda sintetizar correctamente. Por eso es mucho más sencillo preparar un buen sustrato y fomentar que tenga vida microbiana activa y vibrante en el suelo.

Recordemos que los microorganismos tienen una importancia vital para todo ser vivo, y poseen una capacidad de crecimiento y multiplicación fenomenal.

Ir arriba