termitas

Termitas, ¿Cómo protegerse de ellas?

Cuantas veces has visto en la televisión, ya sean en programas comunes, caricaturas o películas hablar sobre las termitas y los daños que estas producen. Se han conocido casos donde las termitas literalmente han derribado casas, al comerse las vigas portantes, papeles importantes y hasta marcos de cuadros antiguos. Los isópteros o como se las conoce vulgarmente como termitas, turiros, termes o comejenes son insectos de la familia de los neópteros. A las termitas también se las conoce como hormigas blancas, pero solo por su parecido físico, ya que morfológica y genéticamente no tienen nada que ver. Estos insectos se caracterizan al igual que las hormigas por ser sociales, pero solo entre la misma colmena, siendo muy agresivas con los que irrumpen en ella. Como muchos saben las termitas se caracterizan por lo que comen, o sea madera y otros materiales que también poseen celulosa. Por lo general estos insectos son de climas tropicales, salvo por algunas excepciones que viven en climas templados. De hecho existen en algunas regiones de África termiteros que pueden alcanzar los cinco metros de altura.

Si lo comparamos con los humanos esto equivaldría a un edificio de dos kilómetros de altura. Las termitas digieren la celulosa de la madera gracias a microorganismos que viven en su aparato digestivo de forma simbiótica. La importancia de estos insectos se debe a los grandes daños anuales que producen en las diferentes estructuras como casas o locales, etc. Aunque también debemos decirte que las termitas consumen madera muerta, y no las de las casas, sino de arboles caídos o ramas muertas de los arboles, nunca madera viva. Por lo que son grandes recicladoras de la naturaleza. Existen en el mundo alrededor de 1.900 especies diferentes de termitas, y viven en colonias las cuales pueden tener más de dos millones de individuos cada una. Existen algunos tips que podemos darte que pueden servirte para saber si las termitas están en tu hogar en jardín. Una de las señales para detectar a estos insectos es ver alas apiladas, un enjambre de insectos alados dentro o fuera de tu hogar. Si ves tubos de barro en las paredes exteriores, en espacios reducidos o en las vigas de madera o si la madera al tocarla suena hueca.

Ir arriba