riego de plantas de interior

Riego de plantas de interior, ¿cómo hacerlo?



El riego de plantas de interior es probablemente punto que más atención debemos ponerle dentro de todos los cuidados que necesitan. Te diremos algunos tips importantes para que tus flores y plantas se vean bien todo el año. El riego de plantas de interior debe hacerse de determinada manera. Por lo que te aconsejamos que tengas en cuenta algo fundamental en esto, controlar la cantidad de agua que les damos y cada cuanto tiempo lo hacemos. La cantidad de agua y humedad que una planta necesita es relativa. Ya que dependiendo del tipo de planta que sea, la situación en la que esta. También si es una planta nueva o madura, en que sitio está ubicada, si le da el sol de forma directa, etc., el riego de plantas de interior será diferente. Debes saber que la mayoría de las plantas que se colocan en el interior de los hogares termina muriendo por exceso de riego y las que mueren por falta de riego son muy pocas.

Todas las plantas buscan la humedad constante, y más si son tropicales. Por ello es que nunca debes hacer el riego de plantas de interior en exceso, dejando charcos o inundando la maceta. La cantidad de agua que le demos a la planta dependerá de su especie y necesidades. Si vemos que las hojas de nuestras plantas se van poniendo fláccidas es seguro que le hace falta agua. En cambio para saber si el riego de plantas de interior es excesivo debemos mirar sus raíces. Si notamos que se están pudriendo es claro que la estamos regando de más. Lo más recomendable es no llegar a estos extremos, y para ello te aconsejamos que observes más a menudo a tus plantas. Si estamos en otoño o invierno la planta necesitara de menos agua que en verano o primavera.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *