plagas mas comunes

Las plagas más comunes de jardín



Si tenemos un patio, parque o jardín los insectos, hongos y diferentes plagas siempre son un problema latente del cual tenemos que cuidarnos siempre. Dentro de las plagas más comunes que podemos encontrar en nuestro jardín podemos nombrar a la mosca blanca, los caracoles, las babosas, los pulgones, las hormigas, los gusanos, los hongos, etc. Por lo general en la primavera es cuando tienden a aparecer las plagas más comunes del jardín. Y esto se da por un aumento de las temperaturas y de la humedad. Lo que lleva a muchas de estas plagas a reproducirse con más fuerza. Podemos decirte para tu tranquilidad que podemos llevar un control de las plagas más comunes en tu patio o jardín con cierta facilidad. A diferencia de las grandes extensiones como los parques o campos de cultivo, donde se hace muy complicado. Dentro de las plagas más comunes encontramos a las hormigas y los pulgones. Estos son probablemente de los más comunes en los jardines y patios durante las estaciones de primavera y verano. Los pulgones absorben la savia y con ella los nutrientes que necesita la planta para vivir, y se alojan en el reverso de las hojas.

Las hormigas por su parte cortan los brotes nuevos y las hojas y las llevan a su hormiguero. Pero también las hormigas protegen a los pulgones, ya que estos defecan una sustancia liquida que es muy dulce y les sirve de alimento a las hormigas. Esta relación simbiótica es muy común, de hecho existen hormigas que tienen cultivan pulgones como si fueran ganado. Otra de las plagas más comunes son las cochinillas, a estas les encantan los ambientes secos y se las puede ver en verano en nuestro jardín y en invierno en las plantas de interior. Al igual que los pulgones se alimentan de la savia de la plantas. La mosca blanca es otra de las plagas más comunes que podemos encontrar en nuestro jardín. Este insecto también se alimenta de la savia y se aloja en el revés de las hojas. Los gusanos y moluscos a diferencias de las anteriores plagas atacan a las raíces de las plantas. Mientras que las babosas y caracoles se alimentan principalmente de los brotes más tiernos. La araña roja es otra de las plagas más comunes y también se alimenta de la savia de las plantas a través de sus hojas.