orquídeas semi-terrestres

Orquídeas semi terrestres, ¿Cómo distinguirlas?



Seguramente las orquídeas sean de las flores más bellas y a la vez exóticas que existen. Existen en la naturaleza miles de especies distintas, pero básicamente se dividen en tres, las orquídeas epífitas, las orquídeas terrestres y de las que hablaremos en este articulo, las orquídeas semi terrestres. Como su nombre lo indica las orquídeas semi terrestres son aquellas que pueden crecer tanto en las hojas en descomposición, las piedras, las ramas, la corteza de un árbol como en la tierra. Algunas de las especies de orquídeas semi terrestres son la Phragmipedium, Cypripedium, Selenipedium y la Paphiopedilum. Podemos decirte como información adicional que las orquídeas semi terrestres son de la familia de las litófitas. O sea que pertenecen a la familia de las trepadoras que se arraigan a la tierra.

Y por medio de fustes volátiles se pueden arraigar o afianzar en diferentes sustratos y además sus raíces son del tipo aéreo. En su hábitat natural las orquídeas semi terrestres nacen, crecen y se desarrollan sobre restos vegetales o rocas con musgo, pero si queremos cultivarlas en casa lo haremos sobre sustratos vegetales especiales para orquídeas. Estos los podremos comprar o en grandes viveros o en tiendas especializadas, ya que si somos neófitos en el cultivo de orquídeas no sabremos cómo hacerlo nosotros de forma casera. Muchas personas experimentadas en el cultivo de orquídeas semi terrestres dicen que la piedra volcánica con musgo les va muy bien como sustrato o mantillo. Como consejo sobre las orquídeas semi terrestres te aconsejamos que uses macetas o tiestos más bien pequeños.