mosca del vinagre

Mosca del vinagre, una plaga muy peligrosa



La Drosophila melanogaster o mosca del vinagre como se la conoce comúnmente es un díptero braquícero que pertenece a la familia Drosophilidae. Su nombre proviene de que se las puede ver en los sitios donde se fabrica vinagre. Estas moscas son muy pequeñas ya que miden entre tres y cuatro milímetros de largo. Tienen un color amarillento o café claro, mientras que su abdomen es más oscuro y sobresalen sus ojos que son de color rojo intenso. Muchos confunden a la mosca abejorro con la mosca de la fruta ya que se alimentan de frutas y verduras en proceso de fermentación o descomposición. Tales como tomates, uvas, bananas, manzanas, etc., y se las puede ver comúnmente en tiendas de frutas y de dulces, en fábricas de conservas, restaurantes, casas, etc.

Existen en el mundo alrededor de 3.000 especies diferentes de mosca del vinagre, de las cuales la mayoría viven en los trópicos. Las larvas de esta mosca miden entre 2.5 y 4.5 milímetros de largo y poseen un color crema. Tienen un apetito voraz y se alimentan de la levadura de productos fermentados o licuados, en los tomates, papas y cebollas en descomposición, en los restos de las botellas de cerveza, en los trapeadores húmedos del hogar, en los utensilios de cocina y en todos los sitios donde haya materia orgánica en descomposición o acida. Pueden producir grandes daños cuando se convierten en plaga, sobre todo cuando se las encuentra en sitios donde se maneja comida o producen alimentos. La mosca del vinagre al frecuentar lugares insalubres es portadora de bacterias que pueden causar enfermedades a los productos alimenticios.