materiales para muebles de jardín

Principales características de los materiales para muebles de jardín



Si tienes un patio, un jardín, un parque, una terraza o inclusive un balcón grande una buena idea para aprovecharlos es colocando en ellos muebles de exterior. Pero antes de comprarlos tenemos que tener en consideración algunas cosas. Por ejemplo el tamaño del que disponemos, la cantidad de sol que le da, el tipo de clima, si llueve mucho, si hay humedad, si tenemos lugar para guardarlos en el invierno, etc. También debes considerar algo importante los materiales para muebles de jardín, o sea de que están hechos y si pueden adaptarse sin problemas a nuestros espacios exteriores. Una vez que tengas en claro esto recién allí podrás escoger el tipo de mueble para tu patio. Sin dudas que los muebles de madera son la primera elección que tenemos a la hora de colocar muebles en el jardín. Estos no se calientan con el sol, a diferencia de los de metal, y algunos repelen a los insectos. Pero también debemos decirte que estos muebles de madera a pesar de ser muy decorativos son los más difíciles de cuidar y mantener. Ya que si elegimos una madera equivocada esta se arruinara por el sol o la humedad. El aluminio es otro de los materiales para muebles de jardín. Este posee muchas ventajas, es muy liviano, no se oxida y es económico. Además su mantenimiento es muy sencillo, ya que mantienen el color y se limpian fácilmente. Estos son una excelente alternativa para los que están cortos de dinero.

Otro de los materiales para muebles de jardín es el hierro. Este sin dudas es el más duradero de todos, ya que pueden resistir todos los climas y durar toda una vida. Además pueden estar fuera todo el año, pero cada dos o tres años deberás pintarlos ya que su pintura se levanta. El mimbre es otro de los materiales para muebles de jardín más comunes. Existen dos tipos el mimbre natural y el sintético, estos son muy cómodos, livianos, duran mucho y son fáciles de limpiar. El mimbre sintético resiste mejor el calor y la lluvia que el natural y además lo deberás pintar cada dos o tres años. La contra que tienen estos muebles de mimbre es que por lo general son muy grandes, por lo que necesitas un espacio grande para tenerlos. El plástico es otro de los materiales para muebles de jardín más comunes que podemos ver. Estos son los más económicos de todos, la mayoría de sus sillas son apilables pero son los más frágiles. El acero es otro de los materiales que podemos escoger para nuestro jardín. Estos son muy pesados, pero por otro lado son muy resistentes y duraderos. Además son muy fáciles de mantener e incluso al igual que los de hierro los podemos dejar todo el año fuera, sin guardarlos. Existen otros materiales para muebles de jardín como el bambú, el ratán, etc, para que tu elección sea más amplia. Pero siempre recuerda asesorarte bien antes de comprarlos.