la hiedra

La hiedra y sus principales características



La hiedra, hedera o yedra es un arbusto trepador de hoja perenne que pertenece a la familia Araliaceae. Es de origen europeo y es una de las más difundidas en todo el mundo. Una de las principales características de la hiedra es que está provista de raíces aéreas autoadherentes. Gracias a ello puede trepara paredes, rejas, arboles, etc, y queda muy decorativo y todo el año verde. Además es una planta de larga vida que aguanta tanto el sol directo como la sombra continua. Existen diferentes especies de hiedra, las cuales se diferencian por el tamaño de la hoja, su forma y el color. En muchos casos a la hiedra se la usa para tapizar el suelo en sitios donde no da el sol y por ende no crece el pasto. Es una planta rustica de fácil y simple cultivo que prefiere las zonas húmedas, aunque se adapta a casi todo.

La hiedra prefiere los suelos arcillosos, alcalinos, orgánicos con buen drenaje. En cuanto al riego te aconsejamos que este sea regular pero no excesivo, o sea que debe estar húmedo pero no encharcado. En invierno te aconsejamos que suspendas el riego, ya que se pueden mantener bien con la humedad del suelo. Los tallos y brotes nuevos se pueden guiar para que ocupen los espacios que queramos. Si a la hiedra la tenemos en maceta lo más recomendable en estos casos es cambiarla por una más grande en primavera. La hiedra no son la excepción en cuanto a plagas y enfermedades, las más comunes enfermedades de esta planta son la bacteriosis, la antracnosis, el oídio, los hongos Colletotrichum, Ramularia, Phyllosticta, Glomerella, Septoria y Rhizoctonia sp. En cuanto a las plagas de la hiedra las cochinillas, los pulgones y la araña roja son las más comunes.