fibra de coco como sustrato

Los diferentes tipos de fibra de coco como sustrato

El uso de la fibra de coco como sustrato hoy en día es el que mayor incremento de utilización tiene, esto se debe a varias razones, sean químicas, físico-químicas o físicas. Esto lo convierte casi en un sustrato ideal para utilizar casi en todos los cultivos caseros o profesionales, inclusive en los hidropónicos. Este se consigue de la parte externa o exterior del coco, previo proceso de cribado y trituración. Aunque recién ahora se esté usando a la fibra de coco como sustrato en forma masiva, este se usaba antiguamente por los productores locales para cultivar con resultados magníficos, por lo que no es un descubrimiento reciente. En el uso de la fibra de coco como sustrato también deberemos tener en cuenta en el tipo de planta o cultivo que la usaremos. Asimismo en la zona geográfica o región y también la estación del año en que nos encontremos.

Ya que existen varios tipos de fibra de coco como sustrato que podemos usar. Como por ejemplo la germinaza, que no es otra cosa que el polvillo de coco. También está la paca de fibra de coco que es un 80% de fibra y 20% de polvillo, es muy útil en los climas fríos. La paca de fibra de coco con chip, que es un 65% de chips de coco y un 35% restante de polvillo y se usa para los climas semi-secos. Y por último la paca de fibra de coco y polvillo, que es 50% de cada uno y sirve para los climas templados y húmedos. La fibra de coco como sustrato posee muchas ventajas para las plantas, una de ellas es que posee una excelente retención de humedad. Pero lo que más se destaca de ello es que la libera de a poco, con lo cual el riego no tendrá que ser tan rápido, sino mas bien cada tanto tiempo. Lo cual representa un ahorro de agua y de dinero, y por ello te decimos que este producto es además de natural muy ecológico.

Ir arriba