fertilizante casero para macetas

Los diferentes fertilizantes caseros para macetas



Hay una enorme variedad de fertilizantes caseros para macetas, que sirven para nutrir las plantas y que las mismas luzcan fuertes y sanas.
El arroz es uno de los elementos que permite regular la humedad que necesita cada planta, se introduce a través de un agujero que se hace en la maceta y que luego se tapa con la misma tierra.
Cuando contamos con plantas en nuestra casa, los deshechos de los alimentos no deben tirarse ni desperdiciarse, sobre todo las verduras que consumimos.
Uno de los fertilizantes caseros para macetas que resulta muy económico y eficaz, es el agua en donde se cocinaron patatas u otros tubérculos.
Éstos tienen la propiedad de soltar oligoelementos que son un excelente nutriente para las plantas que crecen en macetas, después de la cocción guardar el agua y una vez fría se vuelca en la tierra.
Uno de los mejores fertilizantes caseros para macetas es la mezcla de leche con miel, este abono se recomienda utilizarlo una vez al mes para que las plantas crezcan fuertes y saludables.
En macetas en donde se cultivan determinadas flores como la azalea, se le mezcla a la tierra una cantidad de Te que aportara la acidez necesaria que ciertas plantas requieren.

¿Qué otros hay?

El café es otro fertilizante que se mezcla con la tierra y da muy buenos resultados, también se le puede añadir un poco de azúcar.
La cascara de las manzanas, y el corazón de las mismas son uno de los mejores nutrientes para la tierra de las macetas.
Las cascaras de plátano o banana, son excelentes como fertilizantes caseros para macetas, ya que aportan vitaminas y minerales, nutrientes muy importantes para el perfecto crecimiento de las plantas.
Cuando se decide consumir huevos hervidos, no se debe tirar el agua ya que la misma es adecuada para verter en la tierra de la maceta, siempre se debe esperar a que se enfríe.
Además del agua, las cascaras de huevo son un excelente fertilizante casero para macetas, éstas se deben triturar, y colocarlas alrededor de la planta, las cascaras de huevo tienen nutrientes muy ricos que benefician el crecimiento de las plantas.
Con todas estas ideas respecto de los fertilizantes caseros para macetas, las plantas crecerán y lucirán de maravillas.
Estos abonos y nutrientes no solo son económicos debido a que son de uso alimentario humano, nos facilitan el desarrollo de nuestras plantas, y además son muy sencillos de preparar.