escarabajo de la harina

Escarabajo de la harina, una plaga muy común



El tribolium castaneum o escarabajo de la harina o gorgojo castaño de la harina es un coleóptero que pertenece a la familia tenebrionidae. Estos pequeños insectos miden no más de dos centímetros de largo y sus larvas alrededor de dos centímetros y medio. El escarabajo de la harina en la naturaleza comúnmente vive entre los troncos, las piedras y en algunos casos en los grandes depósitos de granos. Es de origen indo-australiano y lo podemos encontrar en la mayoría de los climas cálidos. Estos escarabajos se alimentan entre otras cosas de heces, de insectos muertos, de semillas, granos, plantas, de madera, de pan seco, de papel, de frutas, hojas caídas, etc. Una característica muy poco conocida del escarabajo de la harina en su forma larval es que al no tener la cantidad de alimento que necesita recurre al canibalismo.

Este pequeño insecto debe su nombre al color que posee y a su hábito de infectar la harina, entre otros alimentos. Esta es probablemente una de las plagas más comunes a nivel mundial que ataca a los productos almacenados, tanto en las casas como en las tiendas de comestibles. Los adultos del escarabajo de la harina poseen alas y como muchos otros insectos son atraídos hacia la luz. Estos escarabajos son especialmente atraídos a la harina o alimentos con este contenido y más todavía si tienen humedad. Pero también al escarabajo de la harina se lo ha visto en nueces descascaradas, en frijoles, en frutas deshidratadas, chocolates, medicamentos, especias y chiles. Aunque el escarabajo de la harina no le cause directamente ningún daño a los seres humanos si lo hace a los alimentos que ataca. Haciendo que estos tengan un olor y un sabor muy fuerte y desagradable.