decorar una terraza minimalista

Decorar una terraza minimalista de forma sencilla



Si no tenemos la posibilidad de tener un parque o jardín pero tenemos un balcón o una terraza podemos hacer de ella un espacio de esparcimiento y relajación. Para pasar las tardes o las noches en este lugar con familiares o amigos. Pero el problema para nosotros comienza a la hora de ornamentar este sitio, ya que existen muchos estilos decorativos diferentes para decorarlo. Una tendencia que está de moda actualmente es el minimalismo, por lo que decorar una terraza minimalista es una alternativa moderna y viable, pero, ¿cómo hacerlo? Antes de darte tips y consejos para decorar te contaremos lo que significa el término minimalista. Básicamente la palabra minimalismo significa limpieza, pureza, simplicidad, orden y bienestar. Algo muy parecido a lo que trasmiten los jardines zen. Una de las principales claves para decorar una terraza minimalista es usar pocos muebles y que a la vez estos sean funcionales. O sea debe escoger muebles con formas simples, que no sean muchos y tampoco recargar el espacio con ellos, solo usar lo justo y necesario.

Te recomendamos que los colores de estos muebles sean en lo posible neutros como grises o beige. Otro consejo para decorar una terraza minimalista es colocar en ellas flores. Estas no deben ser muchas, puedes colocar unas macetas, sin recargar el ambiente. Para darte una idea puedes basarte en los jardines zen y el uso de la plantas en ellos. Un bonsái es una alternativa muy decorativa, que haya espacio entre los muebles y las plantas, o sea que de la sensación de continua fluidez. Otro aspecto muy importante para decorar una terraza minimalista es el uso del color y de la luz. El minimalismo trata de aprovechar al máximo la luz natural, por lo que cuantas menos luces artificiales haya en este sitio mejor. Y si las colocas puedes colocarlas entre las plantas o en el perímetro. Las luces led son perfectas para este tipo de decoración tan moderna y simple. En cuanto al color cuanto mas cálidos sean mejor será nuestra sensación de bienestar y relax. Colores pastel como ocres amarillentos, blancos, grises y beige son los más usados para decorar una terraza minimalista. Estos colores no solo te darán esa sensación sino que visualmente el espacio parecerá más grande de lo que es.