cultivo y cuidado de plantas enredaderas

Consejos para el cultivo y cuidado de plantas enredaderas



Las enredaderas son plantas que cuando se van desarrollando van creciendo y toman una dirección hacia arriba y hacia los costados.
Adhiriéndose a los muros y escalándolos en forma rápida ya que una de sus características es su veloz crecimiento.
A estas plantas también se las llama trepadoras por la facilidad que tienen para escalar y para cubrir los espacios antes mencionados.
Se ven con frecuencia en los frentes y en las paredes de los jardines.
Existen ciertas variedades de especies que se utilizan para cubrir columnas, muros, y pérgolas, ya que tienen la virtud de poder enrollarse fácilmente.
Demás está decir que el efecto visual y decorativo causado por las plantas enredaderas es de una magnificencia asombrosa.
Para poder contar con este tipo de plantas de gran belleza es importante el cultivo y el cuidado de plantas enredaderas.

Paso a paso

Después de seleccionar la especie deseada, ésta debe ser sembrada en un pozo bastante profundo y con una anchura lo suficientemente razonable que pueda desarrollar sus raíces con comodidad.
Es importante que en esta etapa inicial, las enredaderas se deben plantar con una separación de un mínimo de dos a tres metros entre cada una.
Este paso es fundamental en el cultivo y cuidado de plantas enredaderas, debido a que si se encuentran demasiado juntas se entrelazan entre sí provocando un tupido desorden en el crecimiento.
De esta manera, aunque al principio parezcan separadas con un espacio vacío entre medio, su pronto crecimiento cubrirá con rapidez dichos espacios.
En el cultivo y cuidado de plantas enredaderas, se recomienda que las mismas sean plantadas junto a un muro, columna, o valla pero con cierta separación aceptable.
Se debe tener en cuenta que la tierra que le dará vida sea fértil y a la vez se deberá enriquecer con abono natural u orgánico, lo que aportara un alimento ideal para que la enredadera crezca fuerte y sana.
Si se desea se pueden colocar tutores o guías para dirigir su crecimiento, pero en realidad la enredadera pueda crecer sin ser forzada desarrollándose en forma natural.
Las plantas enredaderas se ven extremadamente bonitas en pérgolas de diferentes formas, las cuales adornan los más bellos jardines.
Dentro del cultivo y cuidado de plantas enredaderas, lo primero que se tiene en cuenta es el riego, éste debe realizarse a diario pero sin excederse, según la especie merece diferentes cuidados pero en general debe podarse en forma regular o ser recortada con frecuencia por su rápido crecimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *