cultivo hidropónico de rúcula

Cultivo hidropónico de rúcula, ¿Cómo hacerlo?

Antes de hablar del cultivo hidropónico de rúcula y sus propiedades y características les diremos que son los cultivos de hidroponía. Básicamente la hidroponía es el arte cultivar plantas sin tierra o suelo. Los fertilizantes se disuelven en agua para su correcta absorción. Se usa la técnica de raíz flotante. Por lo que permite cultivar muchas plantas en agua con nutrientes. Otra técnica usada es la del sustrato solido, esta es inerte y provee el anclaje de las raíces, las que se riegan con soluciones nutritivas disueltas en agua. El objetivo principal del cultivo hidropónico de rúcula es producir esta planta de forma inocua y fresca para mejorar la calidad y sobretodo la cantidad de alimentos para la familia.

Esto nos hará ahorrar mucha plata en frutas y verduras, incrementando la economía del hogar. Además estaríamos ayudando a la ecología ya que en la hidroponía no se utilizan pesticidas ni plaguicidas agrícolas, por el contrario se usan bioinsecticidas. La rúcula es conocida bajo el nombre de roqueta y también de arúgula. Esta es una hierba que crece de forma anual y es de la misma familia que la mostaza. Es originaria de la zona del mediterráneo y se utiliza para el relleno de pastas y como ensalada. El sabor de la rúcula es muy particular, ya que es levemente amarga y picante. Su crecimiento puede ser de hasta 90 cm de altura.

Ir arriba