cultivo hidropónico de pomelo

Las ventajas del cultivo hidropónico de pomelo

El pomelo, también conocido como pamplemusa o toronja es un fruto acido y a la vez amargo, que ha tomado mucha popularidad en los últimos años por sus propiedades. Pero, ¿se puede hacer un cultivo hidropónico de pomelo al igual que el tradicional?, y la respuesta es que si. No se sabe con mucha exactitud el origen de esta fruta, aunque muchos investigadores creen que es un cruce entre el pummelo y la naranja dulce, dando como resultado lo que conocemos hoy como pomelo. Y por supuesto desde la india occidental fue desparramándose por todo el mundo. La hidroponía tiene ciertas ventajas por sobre el cultivo tradicional en tierra. Una de ellas es que no usaremos tierra, sino un sustrato como la perlita o uno similar a este. Esto nos asegura una mejor higiene en los cultivos de este tipo, ya que no tendrán ni hongos ni otras enfermedades.

Al cultivo hidropónico de pomelo se lo considera ecológico y natural porque además de no usar pesticidas el consumo de agua será muy inferior al que usaremos en el cultivo tradicional en tierra. Para hacer el cultivo hidropónico de pomelo necesitaremos una maceta hidropónica, un sustrato del tipo perlita, una solución especial de nutrientes y minerales, una semilla o brote de la planta y un sitio donde colocarla. Debemos regar la planta las primeras semanas diariamente, y una vez que se haya asentado dos o tres veces por semana. Otro de los tips a tener en cuenta en el cultivo hidropónico de ponerlo es la temperatura. Esto es algo a tener en cuenta, ya que el pomelo al ser de origen tropical no resiste las heladas ni las temperaturas inferiores a los 3° centígrados. Además esta fruta necesita de mucha luz diaria.

Ir arriba