cultivo hidropónico de granada

Las ventajas del cultivo hidropónico de granada

Muchas plantas y frutas se están sembrando bajos las técnicas y métodos de la hidroponía, una de ellas es el árbol de granado. El cultivo hidropónico de granada es relativamente nuevo y lo podemos hacer en nuestro hogar muy fácilmente. El árbol de granada es originario de la zona que abarca desde el norte de los Himalayas hasta Irán, y llego hasta el mediterráneo donde es cultivado hace más de 5.000 años. Es una fruta muy apreciada en todo el mundo por su sabor dulce y particular. La podemos comer de dos maneras, grano a grano y también haciendo la famosa granadina, que se puede tomar con agua, con soda, etc. Lo primero que tenemos que hacer antes de comenzar el cultivo hidropónico de granada es conseguir los materiales adecuados.

Una maceta hidropónica, un sustrato adecuado, solución de minerales y nutrientes, un brote o semillas de granada y un sitio donde colocar el cultivo. Te recomendamos que elijas cuidadosamente el tipo de granada que quieras cultivar, ya que existen varios tipos diferentes que van desde los cinco metros de altura hasta el metro de altura. También te aconsejamos que para hacer el cultivo hidropónico de granada escojas un sitio donde le dé mucho el sol. Si esto no es posible porque vives en un apartamento puedes suplantar esto con una luz artificial. A la granada le gusta el clima cálido y seco, por lo que te aconsejamos que lo protejas del viento y le des una temperatura adecuada. En el cultivo hidropónico de granada debes asegurarte que el sustrato sea perlita o algo similar. Y te decimos que una granada tiene el 40% de la dosis diaria recomendada de vitamina C.

Ir arriba