cultivo hidropónico de girasol

Cultivo hidropónico de girasol, un método de siembra moderno

El hekianthus annuus o como se lo conoce comúnmente girasol, mirasol o maíz de teja es una planta herbácea que crece de forma anual. Esta es originaria de América, se cree que fue cultivado hace más de 2000 años. Un dato curioso es que se la planta por tres motivos diferentes. Como planta oleaginosa para aprovechar el aceite de sus semillas y comercializarlo. Como planta alimenticia por sus semillas. Y como planta ornamental, para decorar patios y jardines en todo el mundo. Una de las principales ventajas del cultivo hidropónico de girasol es que lo podemos hacer en cualquier sitio, en nuestro apartamento o casa. En la terraza, el jardín, el balcón o incluso en algún rincón o cuarto libre de nuestro hogar. El girasol necesita de una temperatura promedio de 25° y una humedad del 75%, estos son los valore óptimos para que crezca sano y saludable.

Otra de las ventajas del cultivo hidropónico de girasol es que el agua que usaremos será entre 10 y 20 veces menor que su cultivo tradicional en la tierra, por lo que se considera una siembra ecológica y autosustentable. Te recomendamos que si haces el cultivo hidropónico de girasol en bolsa de 35X35 con sustrato coloques las semillas a 1,5 centímetros de profundidad y como máximo dos semillas por bolsa. Debes regar cada bolsa con ¼ litros de agua por día hasta que germine, calcula que tarda en germinar aproximadamente una semana. Una vez que se empieza a desarrollar le darás una vez por día la solución de nutrientes y minerales hasta que florezca. Esta es una de las maneras de hacer un cultivo hidropónico de girasol más sencillas y prácticas.

Ir arriba