cultivo hidropónico de ananá

Las ventajas del cultivo hidropónico de ananá

El ananá o piña como también es conocida, es una de las frutas más raras y singulares del mundo. A pesar de que su origen es de clima tropical esta puede cultivarse en todo el mundo, pero bajo determinadas circunstancias con un clima que debe estar controlado. Por ello es que mucha gente se ha volcado al cultivo hidropónico de ananá, ya que al hacerse bajo techo el clima y temperatura que necesitan para crecer lo podremos hacer sin problemas. Lo primero que tenemos que hacer es conseguir los materiales. Estos son una maceta hidropónica, una planta o retoño de ananá o piña, perlita o material similar y la solución de nutrientes y minerales. Para hacer el cultivo hidropónico de ananá colocaremos dentro de la maceta la perlita o material similar, el brote, corona o planta de piña o ananá.

Lo regaremos o rociaremos todos los días dos o tres veces con la solución especial de nutrientes y minerales. Como consejo te decimos que para que crezca más sana y más rápido rocíes las hojas de esta planta, ya que absorben mejor los nutrientes que las raíces. Debes asegurarte que para hacer el cultivo hidropónico de ananá o piña el PH sea entre cinco y seis. Darle como mínimo ocho horas de luz por día y darle una temperatura que varíe entre 15° y 32° centígrados, lo ideal son 27°. Luego de unos meses tendremos en casa una fruta dulce y muy deliciosa para comer. El cultivo hidropónico de ananá presenta muchas ventajas, pero sin dudas la principal es que lo podremos hacer en cualquier época del año y en cualquier sitio de nuestro hogar.

Ir arriba