cultivo de orquídeas con luz artificial

Cómo hacer el cultivo de orquídeas con luz artificial

Las orquídeas no son solo flores comunes que puedes tener en cualquier jardín o patio, ellas necesitan de cuidados especiales para crecer bien. Mucha gente se pregunta si se puede hacer el cultivo de orquídeas con luz artificial, te decimos que si, y no es tan complicado como piensas. No nos olvidemos que muchos cultivos de interior o hidropónicos se hacen sin luz solar, o sea con lámparas especiales para suplantar el sol. Aunque tener orquídeas sanas y fuertes no sea tan sencillo, el cultivo de orquídeas con luz artificial es aun más complicado. Por lo que tendrás que estar informado y tener ciertos conocimientos para que tus orquídeas no noten la diferencia. Te aconsejamos que para empezar con el cultivo de orquídeas con luz artificial debes comprar bulbos de orquídeas u orquídeas que se puedan adaptar más fácilmente a crecer en el interior de tu hogar. Las orquídeas sandalia de la virgen (Paphiopedilums) y la orquídea mariposa (Phalaenopsis), entre otras, se adaptan muy bien al interior.

Como segundo paso debemos plantar los bulbos en macetas de aproximadamente trece centímetros con musgo, virutas de corteza de abeto y turba. Luego debemos colocar esta o estas macetas en una bandeja con grava y debemos regarla, la maceta absorberá el agua necesaria y que necesita el bulbo. El siguiente paso para el cultivo de orquídeas con luz artificial es comprar una lámpara de más o menos 120 centímetros de largo y con la capacidad para cuatro tubos fluorescentes. Debemos colocar en la lámpara dos tubos de luz cálida y dos tubos de luz fría en forma alternada. Los tubos deberán tener cuarenta vatios de potencia cada uno. A esta lámpara debes colocarla a unos treinta centímetros de la orquídea para que haga el efecto que queremos. Pero no deben tocar ni las hojas ni las flores ya que las podrías quemar o lastimar. El último paso en el cultivo de orquídeas con luz artificial es que debes dejar encendidas las luces doce horas en la temporada invernal y dieciséis horas en la temporada de verano. Esto es para reproducir lo más parecido posible a las horas de luz solar. Un tip que podemos darte es que a la lámpara le coloques un temporizador para que se prendan y apaguen automáticamente.

Ir arriba