cuidar una planta de orégano

Cuidar una planta de orégano para mantenerla fuerte y sana



El orégano es seguramente una de las especias más usadas y conocidas en todo el mundo, para usarse en diferentes comidas y platos y aunque muchos no lo sepan también tiene usos medicinales. Por todo esto mucha gente ha comenzado a cultivarlo en sus casas y apartamentos, y la pregunta que se decanta de esto es cómo cuidar una planta de orégano, bueno aquí te lo diremos. Como decíamos sembrar y cultivar esta planta en nuestro hogar trae una serie de beneficios como poder usarlo en nuestras comidas, en remedios caseros y también para tener una hierba que aporta un aroma agradable y muy fresco al ambiente. Para que esta planta se desarrolle y crezca fuerte y sana tenemos que tener en cuenta algunas características y cuidados. Lo primero que tenemos que saber para cuidar una planta de orégano es donde la colocaremos. Esta aromática planta necesita de un lugar con mucho sol que les de de forma directa sin filtros. Otra necesidad de esta planta es que debe estar en un sitio cálido para desarrollarse y crecer bien. También te decimos que el orégano soporta muy bien las heladas, aunque sus hojas pueden volverse coloradas por el frio.

Otra de las maneras de cuidar una planta de orégano es sabiendo el tipo y la cantidad de riego que necesitan. Esta planta no necesita mucha agua para sobrevivir, de hecho el riego excesivo ya que esto provoca que el tronco se pudra a consecuencia de los hongos. Un detalle importante de esta planta aromática es que no tienen plagas, por lo que evitar los hongos es de lo único que nos debemos preocupar. El sustrato debe ser permeable y no dejar que se acumule agua, por lo que los suelos arcillosos no van con esta planta. Otra manera de cuidar una planta de orégano es fertilizándola, aunque es una planta muy fuerte y adaptable igualmente lo debemos hacer. Lo más aconsejable es hacerlo dos veces al año para darle un empujoncito a nuestra planta. El orégano es una planta de hojas perennes que en su adultez puede llegar a los cuarenta centímetros de alto. Su ciclo de vida es de aproximadamente cinco años, donde produce hojas constantemente y flores, luego de ese tiempo pierde su fuerza. Como vemos cuidar una planta de orégano es una tarea sencilla y para nada complicada, y además tendrás los beneficios de sus hojas para la cocina o la medicina y además su olor es muy rico y puede perfumar un ambiente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *