cuidados y recomendaciones para plantar semillas

¿Qué cuidados y recomendaciones para plantar semillas debemos tener?



Existen muchos tipos de siembra con semillas, en realidad resulta lo más económico pero requiere cuidado y atención permanente.
Lo más sencillo es comenzar a sembrar en almácigos para controlar las condiciones del ambiente, el desarrollo y la evolución de las semillas.
Otro tipo de siembra es la que se realiza directamente en la tierra, o en semilleros sobre el suelo.
Para qué las semillas puedan germinar, se necesitan ciertos cuidados y recomendaciones para plantar semillas.
Dentro de los tipos de siembra que hemos mencionado, el más sencillo es la siembra en recipientes.
Ya que éste puede ser trasladado al lugar que resulte más favorable, sin tener que estar pendiente de las condiciones climáticas y las del suelo.
Uno de los cuidados y recomendaciones para plantar semillas en recipientes, es hacerlo en receptáculos pequeños.
El sustrato más conveniente es el que se compone de turba y arena mezclada en partes iguales.
Si se desea se le puede agregar perlita, mineral volcánico natural que contiene una gran cantidad de agua, lo interesante es que en el semillero no se necesitan abonos ni fertilizantes.

¿Cómo hacerlo?

Para sembrar, se debe hacer un hueco en el sustrato y en él introducir las semillas, si éstas son pequeñas conviene colocar alrededor de cuatro, en cambio si son grandes con una, es suficiente.
Luego se esparce una capa fina de sustrato para cubrir las semillas.
Para los cuidados y recomendaciones para plantar semillas es necesario dejar una buena circulación de aire para que éstas se aireen lo suficiente.
Otro de los cuidados y recomendaciones para las semillas es el riego, éste debe ser con pulverizador, porque si se riega con chorro, el agua puede desplazar las semillas del lugar.
Después de los cuidados necesarios al cabo de algunas semanas, los plantines, estarán listos para ser trasplantados, extremando los cuidados adecuados.
Ahora haremos hincapié en las recomendaciones, se debe observar el crecimiento, verificar que no haya plagas y cuidar que los plantines no sean atacador por las babosas.
Si germinaron muchas semillas y los brotes se juntan unos con otros habrá que retirar algunos y trasplantarlos en otro almacigo, respetando una distancia de aproximadamente 5 cm de distancia uno con otro.
Los primeros brotes son muy delicados, por eso se recomienda mano de jardinero suave y también delicada.
Teniendo en cuenta los cuidados y recomendaciones para plantar semillas la germinación será un éxito.