crisopas verdes

Crisopas verdes, ¿Son beneficiosas para el jardín?

Los crisópidos o chrysopidae son un tipo de insectos del orden neuróptera y se los conoce comúnmente como crisopas, crisopas de alas verdes, león de áfidos, alas de encaje, moscas hediondas, ojos dorados y crisopas verdes. Estos insectos poseen un cuerpo color verde pálido, sus ojos se destacan por su color cobrizo o dorado y sus alas son muy grandes y trasparentes. Por lo general las crisopas verdes se las puede ver en las zonas agrícolas y de vegetación. Las larvas de estas son carnívoras y se alimentan de diferentes artrópodos de cuerpo blando, y en algunos casos son caníbales. Todo el que tenga un parque, jardín, patio o huerto sabe lo que pueden hacer las plagas en nuestras plantas. Para evitar estas plagas existen diferentes métodos tanto naturales como artificiales, una de ellas es usar insectos. Las crisopas verdes son excelentes como control de plagas en nuestro huerto o jardín.

Las crisopas verdes tienen un papel muy importante en la cadena alimenticia y en el control de plagas. Son insectos muy beneficiosos para nuestras plantas ya que se alimentan de cochinillas, larvas de mariposas, huevos de insectos, trips, etc. En su estado adulto pueden o no alimentarse de estos artrópodos, de hecho se alimentan del néctar y el polen de las plantas. Las crisopas verdes traen una serie de beneficios a nuestro jardín, específicamente a nuestras plantas. Cuando están en estado larval son muy agresivas y se alimentan de muchos insectos que son plaga para nuestras plantas. Pero cuando se transforman en adultas su comportamiento y voracidad cambia radicalmente. Las crisopas verdes no toleran el frio, por lo que en el invierno tienden a esconderse en sitios cálidos, como nuestros hogares por ejemplo.

Ir arriba