control de hormigas negras en el jardín

Control de hormigas negras en el jardín, para cuidar tus plantas



En los jardines las hormigas negras son muy frecuentes, y crean muchos inconvenientes sobre todo en la preservación de las plantas y de la vegetación en sí.
Como las hormigas negras se clasifican en distintas jerarquías, éstas afectan de diferentes maneras ya que están organizadas según sus funciones.
La actividad que realizan está relacionada con la temperatura aunque el corte y el traslado de hojas lo hacen todo el año y con más intensidad en los meses anteriores al invierno para tener su provisión.
El control de hormigas negras en el jardín se puede ejercer desde los más simples cebos, como el arroz que las ahuyenta.
Hay que tener en cuenta que el esquema establecido para el control de las hormigas negras se debe hacer de forma integrada y tratando de evitar venenos que no solo eliminan a las hormigas si no también a los insectos que benefician al jardín.
Para el control de hormigas negras en el jardín habría que equilibrar el esquema según la huerta, no necesariamente hay que eliminar a las hormigas sino que hay que lograr que éstas no dañen los plantíos.
Una buena sugerencia es recomendar la eficacia que ejercen las plantas aromáticas.
Dentro de estas sugerimos ajo, cebolla, lavanda, menta y ruda.

¿Qué otros métodos hay?

Hay otros métodos como trampas y cebos, éstos últimos pueden cumplir varias funciones, los más usados son el arroz partido, cascaras de cítricos, y miel.
Para realizar trampas se usan las plantas preferidas de las hormigas y luego se hace el control con algún método especifico.
Hay plantas que tienen propiedades insecticidas y se pueden utilizar en el control de hormigas negras en el jardín.
Las partes de estas plantas se colocan en agua, se cubre el recipiente y se revuelve a diario durante dos semanas aproximadamente.
En ese término se observa un cambio en el color del agua y un olor poco agradable, dicho preparado se diluye en agua y se aplica.
Las infusiones también son efectivas, se colocan las partes de las plantas en agua hirviendo y se dejan en reposo por un día, otro método es la maceración en agua por tres días.
La infusión de ajo, y la tierra diatomeas son buenas alternativas, esta última se comercializa en polvo y se coloca en el suelo o plantas.
En el caso de hormigueros grandes generalmente se recurre a los químicos, pero los métodos caseros son más apropiados para el control de hormigas negras en el jardín.