chinches de olor

Las chinches de olor y sus principales características



Las chinches de olor o chinche hedionda es un plaga de jardín y agrícola, que se alimentan de nuestras plantas y cultivos. Las chinches pertenecen a la familia pentatomidae, históricamente Japón, Taiwán, China y Corea han sufrido esta plaga en sus cultivos, pero en las últimas décadas esta plaga también se ha visto en América. Pero no solo podemos sufrir a las chinches de olor en nuestro patio o jardín, muchas de estas se las puede ver dentro de hogares o edificios. Estas por lo general se trasladan a sitios cubiertos para protegerse de las bajas temperaturas, y emergen en primavera con el cambio de temperatura. Este insecto por lo general se alimenta de todo tipo de plantas, incluidas las frutales. Dentro de las plantas frutales podemos nombrar a los melocotones, moras, higos, nísperos, frutas cítricas y manzanas. Al atacar a la manzana la fruta sufre una distorsión tal que se vuelve inservible para el consumo.

A esta distorsión o daño de la manzana se la conoce como “cara de gato” o “chango”. También se han conocido casos de chinches de olor que se alimentan de frijoles o habichuelas, de la planta de soja, de plantas ornamentales y de malezas. Para tu tranquilidad las no se conoce de ningún caso de chinches que hayan causado males, enfermedades o daños a los seres humanos y a las propiedades como casa o edificios. Pero si mucha gente se asusta cuando las ve dentro de sus hogares, ya que al volar hacen bastante ruido. El nombre de chinches de olor, olorosas o hediondas se debe a que cuando se ven amenazadas expulsan de una glándula alojada en su cuerpo un olor nauseabundo difícil de quitar. Por lo que si ves una dentro de tu hogar lo mejor es tratar de no asustarla y sacarla lentamente por la puerta o la ventana. Las chinches de olor pueden entrar a tu hogar por las rendijas, fisuras o grietas, por lo que sellarlas con silicona o látex es la mejor alternativa para no entren en nuestro hogar.