césped para climas fríos

Césped para climas fríos, el más resistente



Antes de comenzar a hablar sobre el césped para climas fríos es necesario hacer una pequeña introducción sobre el césped, su origen y usos. El césped o pasto básicamente es una planta de la especie de las gramíneas. Estas crecen formando una densa cubierta sobre el suelo o tierra. Tienen muchísimos usos, desde la ornamental para colocarla en los patios, jardines y parques. Hasta el uso deportivo, donde se practican cientos de deportes al aire libre y actividades recreativas. Existen muchas especies diferentes de grama o césped, con variaciones en las tonalidades del verde, con hojas más finas o más gruesas, y con más resistencia a determinados climas. De hecho en este articulo hablaremos del césped para climas fríos y cuáles son sus principales características.

Si tu casa está ubicada en una región con un clima frio o templado seguramente el césped en la época invernal se tornara color marrón o directamente morirá. Para ello existe el césped para climas fríos. Esta grama está preparada para soportar bajas temperaturas sin que esto afecte su color y su crecimiento. Esta grama se caracteriza por tener las hojas más largas y finas que los otros tipos de césped, esto es clave para que resistan los climas bajos sin mayores problemas. Las especies césped para climas fríos sus hojas crecen juntas y verticales, a diferencia de las otras que son rastreras. A diferencia de la grama tradicional el césped para climas fríos entra en hibernación o aletargamiento en los meses de verano. Dentro de estas especies podemos encontrar el agrostis (Agrostis estolonifera o Agrostis tenuis), festuca (Festuca arundinacea, Festuca ovina o Festuca rubra), ray grass inglés (Lolium perenne) y poa (Poa pratensis).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *