cebos caseros par ahormigas

Cebos caseros para hormigas, ¿cómo hacerlos?



Cuando tenemos un patio, un parque o un jardín con flores, plantas, arboles o arbustos la amenaza de diferentes plagas y enfermedades siempre estará presente. Pero sin dudas la mayor y más conocida amenaza para nuestras plagas, sobre todo en primavera y en verano son las hormigas. Estos pequeños insectos pueden hacer verdaderos destrozos en nuestro jardín, por lo que aquí te enseñaremos a fabricar cebos caseros para hormigas de forma sencilla y rápida. Por lo general las hormigas buscan alimentos en todos lados, incluso dentro de nuestro hogar. Esto lo hacen para llevar a su hormiguero y alimentarse durante todo el año. Por lo que si usamos los alimentos que más les gustan para atraerlas, estas lo llevaran a su refugio y comerán esta comida envenenada. Existen muchos cebos caseros para hormigas que puedes fabricar, como los de azúcar o los que tienen proteínas por ejemplo. A algunas especies de hormigas les gustan muchas sustancias, pero dentro de sus preferidas se encuentra el azúcar, la mermelada, el jarabe de maíz, azúcar en polvo, miel o jalea. Mientras que otras especies prefieren las proteínas, como manteca de maní por ejemplo.

Por lo general las especies de cabeza grande prefieren los cebos de proteínas, y las más chicas como la hormiga argentina los de azúcar. Uno de los cebos caseros para hormigas puede ser mezclando seis cucharaditas algo dulce como miel, azúcar, jalea, etc., con tres cucharadas de acido bórico. El acido bórico es conocido también como bórax o borato, y se usa también en los artículos de limpieza. Esta trampa es muy efectiva y sencilla. Otro de los cebos caseros para hormigas es mezclando seis cucharaditas de manteca de maní y tres de acido bórico. Si ninguna de estas anteriores te dio el resultado esperado puedes hacer cebos caseros para hormigas mezclando seis cucharaditas de miel, jalea, azúcar, etc., con una cucharadita de aceite vegetal y tres cucharaditas de bórax o ácido bórico. Una vez que tengas los cebos caseros para hormigas hecho coloca tiras de cinta de enmascarar, scotch o la que quieras sobre los lugares que habitualmente pasan las hormigas. El cebo va sobre la parte del pegamento de la cinta. Debes esperar un par de horas y chequear si hay hormigas en el lugar donde colocaste los cebos caseros para hormigas. Si ves que hay diez o más hormigas comiendo puedes agregar más ácido bórico.