árboles de olivo

Árboles de olivo, sus principales características

Los árboles de olivo se conocen bajo varios nombres diferentes, en algunos lugares se los llama aceitunos, en otros olivera y también como olivo. Su nombre científico es Olea Europaea. Este es un árbol longevo que puede vivir cientos de años. Es un árbol de tamaño medio que puede alcanzar entre los 20 y los 25 metros pero se recomienda hacer una poda cada 2 o 3 años para mantenerlo entre los 4 y los 8 metros de altura. Los árboles de olivo son de crecimiento lento, pero tienen una cualidad que no todos los árboles poseen. Sin importar su edad o tamaño se pueden trasladar de lugar sin que esto lo afecte.

Los árboles de olivo se cree que son originarios de medio oriente más específicamente de la región mesopotámica, de allí se fue propagando hacia el mediterráneo y Europa. De hecho hay registros de 5000 años de antigüedad del uso de los frutos de estos árboles en la antigua Creta y en Egipto, para iluminar los templos y las casas con el aceite obtenido de su fruto. Su fruto es lo más preciado de estos árboles, es la aceituna, esta se usa para varias cosas, como aderezo, condimento, comida y para fabricar el famoso aceite de oliva. Los árboles de olivo se cosechan mayormente en toda la cuenca del mediterráneo, en los diferentes países europeos se destacan España e Italia, pero también se cosecha en el norte de África, y también en Asia.

Ir arriba